JOVENES OCULTOS - ME LLAMAN MULO

lunes, 20 de febrero de 2012

JOVENES OCULTOS




Título Original
The Lost Boys
Título Hispano
Que no se entere Mamá
 Director
Joel Schumacher
Reparto
Corey Feldman,Jami Gertz,Corey Haim,Edward Herrmann,Barnard Hughes,Jason Patric,Kiefer Sutherland,Dianne Wiest
País
USA
Fecha de Estreno
1987






Hace ya algún tiempo comentamos en estas sagradas páginas uno de los films vampíricos más representativos de los últimos 25 años (y posiblemente de todos los tiempos), la sacrosanta "viajeros de la noche" de la señorita Bigelow.  En aquel momento mencionamos otra película que apagó su estreno a base de golpe de talonario y de una campaña de marketing más acorde con aquellos entrañables 80 de hombreras descomunales y peinados imposibles. Aquel film competidor no era otro que Jóvenes ocultos, y puedo afirmar sin vergüenza alguna que desde el momento en el que pulsé el play de mi viejo reproductor de videocasettes VHS y sonaron las primeras notas del "Cry little sister" de Gerard McMann supe que iba a convertirse en una de mis pelis favoritas de todos los tiempos..

Una gran pelicula de los 80..
A este hecho contribuyeron sin duda, varios factores:
Los 80 habían sido una década no excesivamente prolija en lo que a films sobre vampiros se refiere, algo bastante comprensible vista la sobredosis que, décadas anteriores llevó a la industria incluso a obsequiarnos con un Drácula negro, canes vampirizados y otras lindezas similares. Estos últimos años parece que la moda por los colmilludos afeminados de porte aristocrático se ha retomado con bastante firmeza gracias a sagas execrables como Crepúsculo, pero por aquel entonces no era un subgénero que interesase mucho al gran público.
El director de la cinta era Joel Schumacher, al que yo por aquel entonces solo conocía por "San Telmo punto de encuentro", otra de mis cintas favoritas de los 80 (y que contaba con gran parte del reparto de "el club de los cinco"). Schumacher es, desde mi punto de vista, uno de los mejores realizadores dentro del cine de entretenimiento del Hollywood reciente, aunque en los 90 boicoteara su propia carrera con las dos últimas entregas de la saga original de Batman. Pero antes de que ese amago de suicidio profesional se produjera, trató de revitalizar un género de por sí clásico con Jóvenes Ocultos  y darle un toque más moderno, profundamente influido por  "el ansia" (Tony Scott, 1983) y de las novelas de Anne Rice, que empezaban a pegar fuerte por aquel entonces.

El reparto estaba plagado de figuras que en ese momento eran de primera línea para el público al que iba dirigida la cinta, como los dos Coreys (Feldman y el malogrado Haim), Jason Patric o Kieffer Sutherland, amén de una pandilla de vampiros ataviados con pinta de metaleros trasnochados al estilo de Motley Crue o Poison cuyas carreras no sobrevivieron al paso a la nueva década. Y para aquellos un poco más talluditos, el elenco se cerraba con los actores Diane West, Geoffrey Rush y Edward Herrmann como respaldo más "serio" al film..
La película nos cuenta la historia de una madre divorciada (Lucy- Diane West) que se muda junto con sus dos hijos (Michael/Jason Patrick y Sam/Corey Haim) al rancho del padre de ella en Santa Carla, en la costa californiana.
El pueblo (que se caracteriza por ser una de las ciudades más peligrosas de la costa Oeste) es prácticamente un páramo sin mejor cosa que ofrecer que un parque de atracciones al lado de la playa , pero a pesar de la escasa oferta cultural Michael no tarda en hacer amigos entre una panda de moteros locales atraido por Star, la novia del lider del grupo (Kieffer Sutherland). 

Sin embargo pronto queda patente que la banda de hooligans adictos a las harleys no es únicamente una pandilla de gamberros que se dedica a pasar el rato molestando a los lugareños con el ruido de sus tubos de escape..Para entonces es ya demasiado tarde y el pobre Michael se encuentra atrapado en la rutina de la vida diaria de los vampiros de Santa Carla, asesinatos en grupo incluidos, sin saber qué hacer para evitar una transformación en chupasangre que se antoja inevitable después de beber la sangre del cabecilla. Sam, su hermano pequeño, confraterniza con los hermanos Frog, un par de adolescentes que se encuentran al cargo de una tienda de comics local y que, estando como están al tanto de las actividades vampíricas del lugar, deciden echar una mano a los hermanos Emmerson con su pequeño problema familiar mientras su madre se dedica a ligotear con el dueño del videoclub del pueblo, que luego resulta además ser menos inofensivo y panoli de lo que parece en un principio...

Cierto es que contada así la historia dista mucho de ser profunda y el desarrollo de los personajes tiene menos extensión que una carretera de pueblo, pero durante el film son pocos los momentos vergonzantes que nos regala el señor Schumacher (yo de hecho no recuerdo ninguno en este preciso instante) y no se puede negar que la suma de la acertada estética rockera, de una cuidada ambientación y de unos actores con una clara virtud tanto para la comedia como para la acción, no deja descontento a cualquiera que se acerque a lo que en ningún momento reniega de ser una película de entretenimiento para (casi) toda la familia.

COREY HAIM  1963-2010
El destino deparó diferentes caminos a cada uno de los intérpretes de la cinta, algunos de ellos relativamente tristes. Corey Haim es posiblemente el actor más destacado en este sentido de todo el elenco y el que más resonancia en los medios ha tenido en virtud de sus múltiples excesos y recaídas, amén de su inesperado y triste final. Después de hacerse relativamente famoso como actor adolescente con filmes como "Lucas" (David Seltzer 1986), "Papa Cadillac" (License to Drive, 1988), y por supuesto con Jóvenes Ocultos (totalmente recomendables todas ellas para los amantes del género 80´s), su estrella cayó en desgracia debido a su pronta adicción a la cocaína, el alcohol y a casi cualquier sustancia que no necesitara receta, crack incluido. Tal y como lo describía el propio Haim en una entrevista para The Sun, su primera experiencia con las drogas se originó en el propio plató de Jóvenes ocultos, donde fumó su primer porro, y a partir de entonces la cosa no hizo si no empeorar. La cocaína, una pronta afición al crack y posteriormente un abuso de los somníferos que le llevaba a consumir hasta 85 diarios, terminaron por pasarle factura. Corey Feldman, conocido también por sus devaneos con las drogas durante los alocados 80, afirmó en su momento que el cese de "los dos Coreys" (un reality televisivo que contaba con la presencia de los dos actores) se debió a que era imposible controlar al pobre Haim y conseguir que éste se centrara en el programa o al menos, que hiciera presencia en el plató cuando le tocaba hacerlo..Haim murió en Marzo del 2010 a la edad de 38 años.

PUNTUACIÓN EN EL MULÓMETRO:  9













1 comentario:

  1. Buen día

    Mi nombre es Pamela y tengo un directorio web/blog, vi tu site me gustaría agregarlo a el, así lograr que mis visitas conozcan tu sitio a cambio de ello te pido un enlace hacia mi web de Warcraft Papercraft

    Te dejo mi email para que me escribas
    pamela.soto26@gmail.com

    Éxitos con tu site.
    Pamela

    ResponderEliminar